Saltar al contenido
Fórmulas Rúnicas

La magia de las Runas

Los antiguos sabían que todas las cosas están llenas de poder rúnico, todas las cosas tenían sus runas. Las runas son llaves que actúan dentro de los mundo causales del cosmos. Son símbolos que acuden y actúan en nombre de las fuerzas a las que representan. El mago se encarga de dirigir las fuerzas mediante el acto del ritual y así poder transformar, manipular, intensificar las fuerzas. Estas fuerzas se manifiestan conforme las leyes inscritas en la runa Perth.

En la magia rúnica intervienen principalmente dos fuerzas, éstas son de carácter anímico y dinámico. Las fuerzas dinámicas son más mecánicas y carecen en gran medida de lo que podríamos llamar consciencia o voluntad. Las runas en general formarían parte de esta fuerza. Sin embargo poseen un cierto grado de animismo. En cambio detrás de las fuerzas animistas están los seres mágicos; Aesirs, Vanirs, duendes, enanos y gigantes. Los Dioses son manifiestaciones o representaciones de arquetipos y modelos de consciencia considerados ejemplares. Estos dos tipo de fuerzas derivan de la naturaleza propia del universo, en cuanto a fuerzo dinámica, y colaboran en la formación y desarrollo de la humanidad.
Este modelo no es muy común en la magia rúnica y pertenece más a los aspectos religiosos de Ásatrú.

Cómo usar las Runas

Antes que nada es conveniente entender las leyes mágicas de la mágia rúnica. El mago antes de hacer magia rúnica debería conocer la naturaleza de cada runa para que sus fuerzas sean más fructíferas y efectivas. La ley de Perth dirige las fuerzas de la runas en el sentido que le ha sido impuesto. Hay dos sistemas del uso de las runas, uno sería el Stadhagaldr y el otro la mágia talismánica.

El primero consiste en adoptar la posición de la runa a modo de una postura de Yoga, pronunciar el Galdr de la runa y visualizar la runa.

El otro sistema, magia talismánica, es inscribir en una madera un grupo de runas (una fórmula rúnica) a las que va dirigida una finalidad. Ambos métodos usan las runas como fuerzas que se combinan para llegar a un fin.

La manifestación de las runas y su ordenación en el Futhark está ligada a los procesos cosmológicos y cosmográficos, de forma similar a la astrología. En la división entre el Muspellheimr y Niflheimr, las fuerzas rúnicas se polarizan en runas brillantes (Heidhrúnar) y runas oscuras (myrkrúnar). Se trata de los aspectos opuestos del poder rúnico del cuerpo, manifestados a la vez, constituyendo una dualidad. Y como en toda dualidad, ley de los polos opuestos, ying-yang, estas fuerzas rúnicas se atraen mutuamente para unificarse y crear la semilla cósmica contenida en Ymir.

Las runas fueron obtenidas por Odín como una experiencia chamánica. Estas se pueden alcanzar en estados alterados de consciencia como narra el Hávamál. Esta experiencia se puede hacer de infinidades de maneras según la tradición, pero requiere de un esfuerzo y un entrenamiento diario.

La Magia de los talismanes rúnicos

Este es uno de los sistemas mágicos rúnicos más usados. La magia talismánica o amarres como se conoce en la terminología popular se trata de usar un objeto al cual llevará la persona a la cual le va a afectar. Para ello se suele emplear algún trozo de madera de un árbol. Se debe elegir un árbol y pedirle por favor que deje una de sus ramas. Para saber su respuesta se debe visualizar o esperar alguna sensación estimulada. Esto que puede sonar tan pintoresco e pueril, es muy importante. Mediante este acto no consideramos a un árbol ni a un animal un ser inferior.

El lenguaje universal de todos los seres del cosmos es el que se expresa a través del Wyrd (sincronicidad) con sensaciones, imágenes mentales, intuiciones, etc. que uno (el mago) sabe notar, y a través del cual podemos comunicarnos con el uso de las runas.
Una vez seleccionada la rama se escribirán en ella las runas mágicas que tengan ese fin. Esto se hace imaginando lo que se desea que ocurra traduciéndolo simbólicamente en runas. Para ello es conveniente tener a mano el significado de cada una de las runas que se vayan a emplear, al menos dentro del contexto de la situación a tratar.

Ejemplos de talismanes con runas

Un ejemplo sería que vas a hacer un viaje largo y deseas tener buena suerte. Para ello se debería usar (Por ejemplo), las runas Fehu, Raido, Wunjo y Sowilo. Las dos primeras están asociadas al movimiento y a los viajes. Wunjo es un portador de armonía y unión. Y Sowelu es una runa de la suerte y la victoria. Si el viaje es peligroso y arriesgado se podría añadir Nauthiz, dado que esta runa ayuda a enfrentarse a las situaciones que te superan.
Si necesitas ayuda para conseguir un amor deberías usar por ejemplo Kenaz, Gebo, Berkana y Wunjo. Si es un amor que deseas que sea duradero se podría añadir Ehwaz. Respecto al valor moral de intentar provocar un amor deseado, la magia del amor es más efectiva cuando el amor es verdadero, en caso contrario se acostumbra a rebotar (dará lugar a un rechazo a largo plazo).

Si deseas obtener defensa contra un enemigo, una buena elección son las runas Thurisaz, Teiwaz, Sowilo, Ansuz o Isa. Si es más poderoso uno se puede ayudar con Nauthiz.

Libros para aprender sobre la magia rúnica

🡱