Saltar al contenido
Fórmulas Rúnicas

¿Cómo usar las fórmulas rúnicas?

Las fórmulas o inscripciones rúnicas se usan comúnmente de dos formas distintas; como amuleto para la suerte o la protección, o como objeto mágico para un fin u objetivo muy concreto, que una vez alcanzado, se dará
por finalizada la misión del objeto mágico.

Usar fórmulas rúnicas está al alcance de casi cualquier persona, sin embargo requiere una preparación previa, y ésta consiste en saber al menos el significado de cada una de las runas que vayamos a emplear en nuestra fórmula.

Tranquilo, no es necesario que sepas su significado de memoria, pero sí que leas acerca de esas runas, las entiendas y de alguna forma conectes con ellas y las introduzcas en el contexto de tu propósito.

Este proceso será de especial ayuda a la hora de activar tu amuleto o fórmula rúnica.

¿Dónde escribir las runas?

Las fórmulas rúnicas pueden ser escritas en talismanes, amuletos, objetos mágicos, herramientas, y otras pertenencias personales. También pueden ser talladas en un pedazo de madera, en un papel, una vela, o en cualquier otro objeto de un significado especial. Procurando siempre que sea un material lo menos sintético posible, y que haya sido “ofrecido” por la naturaleza, como por ejemplo una rama de árbol encontrada en el suelo, en lugar de ser arrancada.

La elección del material es importante, ya que éste será el medio de transporte de su mensaje, añadiendo de esta forma su firma a las energías. 
Por ejemplo, los metales, piedra y madera son excelentes amplificadores de energías rúnicas. 
El plástico, y como hemos comentado, materiales sintéticos, tienen poca o ninguna energía.

Sin embargo nunca tallar runas en árboles vivos. Esto indicaría una falta de respeto por la naturaleza ya que suelen dañar el árbol. Si usas madera lo mejor es emplear un trozo encontrado de un tronco o una rama.

En cambio puedes inscribir runas en objetos vivos como árboles si las trazas con aceite consagrado.

Otro uso muy común es inscribir o tatuarse las runas en el cuerpo. Lo ideal serán los tatuajes o marcas temporales.

Procurar pintar con color rojo. Puede ser un lápiz, pintalabios, cera. Antiguamente se inscribían con sangre y de ahí la predilección por usar el rojo. Puedes probar empleando tu propia sangre si te atreves, siempre bajo tu responsabilidad y con las medidas higiénicas adecuadas.

Si se desea enviar la energía mediante la quema de incienso o madera, utilizar trozos pequeños de madera, pergamino, o papel. Cuando es con madera los símbolos se pueden tallar sobre ella y quemarla.

Fórmulas rúnicas como talismanes

Las fórmulas rúnicas pueden ser empleadas como talismán o “hechizo” temporal para casos muy específicos. Cuando se tiene un propósito a largo plazo, como puede ser alcanzar y mantener el éxito profesional, puede que sea más útil elaborar un talismán. Algo que te dará la suerte y el poder de manera prolongada para el cumplimiento de tu objetivo.

Cuando vayamos a elaborar un talismán será conveniente hacerlo con materiales duraderos, puesto que será algo que vamos a emplear durante mucho más tiempo que una fórmula convencional. Los más apropiados serán las piedras, madera, objetos personales, metales, arcilla.

El símbolo o fórmula se tallará o escribirá sobre el material. Una vez hecho esto, al igual que una fórmula rápida o temporal, será necesario activarlo.

Activación de las Fórmulas y Talismanes

Las fórmulas rúnicas que se elaboran para un propósito concreto en un corto plazo, así como aquellas que son para objetivos a largo plazo o para mantener el efecto de un favor (talismanes), deben activarse.

Tanto unos como otros se activan de las mismas forma.

Activación a través de la respiración y visualización.

Esta forma de activación consiste en respirar de manera pausada, a la vez que se nombra una a una las runas que componen la fórmula y se expresa el deseo. Nombrarlas de manera pausada y relajada, al igual que la respiración.

Mientras se hace esto, visualizar cada runa como si se estuviera encendiendo igual que una llama, desde un color amarillo, hasta llegar al azul-morado. Una vez nombradas todas las runas de la fórmula junto con el deseo y visualizadas de esta manera, visualiza todo el conjunto con las runas en llamas azules, al tiempo que se piensa en el propósito.

Con esto la fórmula o talismán quedarán activados y puedes guardarlo donde más convenga.

Activación de las fórmulas y talismanes por combustión.

En este caso tomamos una hoja de papel e inscribimos en ella fórmula. Formulamos nuestro deseo, lo que deberá ocurrir, y a continuación lo quemamos.

Forma estándar de activación.

Esta es la forma estandarizada y más común de llevar a cabo la activación de un amuleto rúnico o una fórmula rúnica.

  • Nombra las runas
  • Describe su propósito y el problema detallando lo que quieres conseguir.
  • Describe de forma breve cómo deberían funcionar las runas. Para ello escribe antes en un papel la función que debería cumplir cada runa, teniendo en cuenta su significado. Este papel te servirá para tenerlo a mano cuando llegue esta parte de la activación.
  • Refinar la función de las runas. Si lo ves necesario, puedes agregar o puntualizar algo acerca de tu propósito. Esto serían indicaciones más concretas como puede ser indicar que no afecte a tu estilo de vida, o especificar los términos exactos del trabajo, o cualquier deseo de manera más concreta.
  • Nombrar de nuevo las runas que están en juego. 

¿Dónde debería poner la fórmula rúnica?

¿En mí mismo, en una foto o en un amuleto? Todo depende del sujeto, objeto y mecanismo de acción de la fórmula. En el cuerpo humano tiene sentido aplicar esas fórmulas que actuarán solo sobre uno mismo, como por ejemplo la fórmula para la salud, el atractivo, etc. donde se es a la vez sujeto y objeto de influencia.

En la fotografía de otra persona, tiene sentido aplicar fórmulas que actúen solo sobre esa persona, y donde el mecanismo de influencia se cierra sobre el “objeto”.

En otros casos, donde la fórmula debe actuar sobre algo externo a nosotros, pero que tiene que ver con nosotros, allí donde nuestra influencia es limitada, como por ejemplo encontrar un trabajo, se aplica mejor sobre “objetos de poder” (por ejemplo los amuletos).

¿En qué casos dibujar runas en el cuerpo?

Las inscripciones rúnicas o símbolos que se usarán con más frecuencia en el cuerpo serán para la curación y la protección.

También usaremos en el cuerpo runas que son para el atractivo físico, para mejorar o potenciar cualidades personales o para el carácter.

Estas runas deberán permanecer entre 2 y 10 días, o hasta que vea el efecto.

¿Tatuarse runas de forma permanente?

Esta es una práctica poco recomendable, puesto que para ello se debe tener gran conocimiento sobre las runas y los distintos tipos de símbolos rúnicos. Tatuarse de forma permanente algo sin conocer profundamente su significado puede traer consecuencias indeseables, ya que por muy buena intención que tenga una fórmula rúnica, no siempre será válida para nosotros, y podría estar bloqueándonos en algún sentido.

Tatuarse runas sí, pero de manera temporal, pues son un tema que requiere comprensión y respeto, e incluso los más versados en runas no optarán por tatuárselas para siempre, puesto que como hemos dicho, la vida tiene sus ciclos y una runa podría ser muy buena para un ciclo determinado, pero bloquear otros de vital importancia si la llevamos puesta cuando no toca.

¿Qué hacer si una inscripción rúnica en el cuerpo se borra?

Al usar marcardor o bolígrafo, es posible que la fórmula que hemos dibujado sobre nosotros se borre. Lo único que hay que hacer en este caso es volver a marcarla. Recordando que sólo habrá que hacerlo mientras la runa tenga que estar ahí. Cuando pase el período de acción, deberá limpiarse.

Evita abusar de las runas y destrúyelas

Es importante no abusar de las runas. No aplicar gran cantidad de ellas a la vez. Con 2 fórmulas es más que suficiente.

No se deben prolongar en el tiempo. Su tiempo de acción es como un péndulo, hay un máximo de influencia que luego desciende. Ahí es conveniente dejar de hacer uso de la fórmula, puesto que como el péndulo, reiniciará su influencia en un nuevo ciclo.

Por lo general el tiempo de acción de una fórmula rúnica es de entre 2 y 10 días. ¿Por qué es tan importante esto? porque las fórmulas son para un fin muy concreto, para una necesidad puntual.

Si por ejemplo usamos una fórmula para encontrar trabajo porque en ese preciso momento lo necesitamos, dicha fórmula hará su cometido y obtendremos lo que queríamos. Si no nos deshacemos de ella su influencia se reiniciará (recordar la analogía con el péndulo) y es posible que nos veamos cambiando de trabajo sin obtener la estabilidad laboral que necesitamos.

Si has escrito tu fórmula en un papel o una madera, tan sólo tienes que quemarla. Otros objectos se pueden tirar al mar, a un lago, río, romper y tirar al agua los restos. Liberar de forma respetuosa (por ejemplo, nunca tiraremos los restos a la basura).

Para las runas escritas sobre el cuerpo, basta con lavar la fórmula con jabón.

Recordar hacer esto siempre con unas palabras y una actitud de gratitud por los resultados recibidos.